Aislamiento cubierta con XPS

XPS, nacido para durar

Su elevada resistencia mecánica y su baja absorción de agua le confieren una durabilidad excepcional

Hacer obras de rehabilitación es siempre una buena inversión. Ya sea el edificio en el que habitamos, nuestra oficina o nuestro propio hogar. En este blog hemos hablado decenas de veces de los múltiples beneficios y ventajas que supone una rehabilitación con criterios de eficiencia energética, pero… no vamos a engañarnos, meternos en obras supone que muchos de nosotros nos pongamos a temblar ante lo que se avecina.

Por este motivo, es tan importante que los materiales que empleemos sean duraderos y mantengan sus propiedades a lo largo de los años. Nadie desea tener que subsanar las deficiencias de su edificio cuando todavía no se nos han olvidado las últimas obras de reforma.

Si hablamos de durabilidad, el poliestireno extruido es el material aislante estrella. No lo decimos nosotros, hay estudios recientes, realizados en superficies tan expuestas como las cubiertas, que demuestran que el xps, instalado correctamente, permanece con sus propiedades inalteradas después de 30 años de uso.

 

Las razones son de peso. El XPS presenta una resistencia mecánica muy superior a los diferentes aislantes térmicos que se traduce en una larga vida útil del producto y en su capacidad de soportar las cargas de uso en la cubierta y o suelos.

Sabemos que la versatilidad del XPS hace que sea un aislante válido para cualquier tipo de aplicación: fachadas, cubiertas (planas o inclinadas), suelos, tabiques, cimentaciones, etc. Pero es la cubierta de los edificios la parte que queda más expuesta a las inclemencias del tiempo, ya sean en forma de radiaciones solares, lluvias o nevadas. En cualquiera de los casos, el XPS colocado encima de la impermeabilización evita que se transmita frío o calor al interior del edificio. Además, gracias a su casi nula absorción de agua se mantienen las propiedades aislantes térmicas en el tiempo

Hay que destacar la durabilidad de este material aislante
Hay que destacar la durabilidad de este material aislante

Durabilidad y sostenibilidad

Y aún hay otro asunto que destacar sobre la durabilidad de este material aislante. Además de los beneficios personales para los usuarios, no hay que olvidar que esta cualidad de los materiales es fundamental para la sostenibilidad de los edificios en los que se instalan.

Si sus propiedades no cambian serán capaces de aislar térmicamente y, por tanto, mantener el confort de la vivienda durante toda la vida útil del edificio, evitando innecesarios despilfarros de energía. Pero además, su larga durabilidad garantiza que no será necesaria una nueva fabricación, transporte y puesta en obra, con todas las emisiones de CO2 y consumo de energía que eso supone.

El aislamiento térmico reduce emisiones CO2
El aislamiento térmico reduce emisiones CO2

Nosotros nos beneficiamos, el medioambiente también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *