Frigibel-Cámara-frigorífica

Otros usos del XPS: Construcción de cámaras frigoríficas

El Poliestireno Extruido (XPS) es un material versátil, un gran aislante térmico y con un excelente comportamiento ante la humedad, además de muy resistente. Esto lo convierte en un aliado indispensable en cualquier proyecto constructivo, ya sea obra nueva o rehabilitación, pudiendo instalarse tanto en el exterior (fachada, cubierta…) como en interior (tabiques, particiones, etc.).

Sin embargo, cuando hablamos de sus usos parece que siempre nos centramos en la edificación de inmuebles y olvidamos que el XPS también se emplea, y mucho, en la industria. Su gran resistencia a la compresión y a los ciclos de hielo–deshielo, y su baja absorción de agua hacen de él el producto más adecuado para aplicaciones frigoríficas, ya sea como aislamiento del suelo en camiones frigoríficos o en cámaras (de conservación o de congelación).

Una cámara frigorífica industrial es, en definitiva, una gran nevera que permite almacenar y conservar en perfecto estado productos de alimentación, pero también aquellos que provienen de la industria farmacéutica, del sector de la investigación e, incluso, flores. Para ello, es necesario que alcance y mantengan una temperatura fría constante, pero también unos niveles de humedad/ambiente óptimos. En este sentido, la tecnología juega un papel fundamental, pero también los materiales empleados en su construcción, ya que estos contribuyen a que la temperatura en su interior sea constante, evitando el derroche innecesario de energía. Se debe elegir por lo tanto aquel material que sea resistente, fácil de instalar y que evite las condensaciones de agua que puedan provocar deterioros del aislante o pérdida de conductividad térmica.

 

image007

Por sus características, las planchas aislantes rígidas de poliestireno extruido resultan una solución de altas prestaciones térmicas y mecánicas para la construcción de cámaras frigoríficas tanto de conservación (temperatura positiva) como de congelación (temperaturas negativas).

De manera habitual se suele emplear para el aislamiento del suelo, instalándose entre la solera y el pavimento de hormigón, ya que el XPS soporta muy bien grandes pesos. Para este tipo de uso debemos conocer la fluencia a compresión del producto o su resistencia a compresión a largo plazo, denominada CC por sus siglas en inglés (compressive creep), que nos garantiza que la deformación en el producto no sea superior al 2% en el periodo de 50 años, tiempo que se considera como vida útil de edificios o construcciones.

84529-9199433

Es recomendable que las planchas de XPS se instalen con corte perimetral a media madera, facilitando el montaje en obra y reduciendo el riesgo de puentes térmicos a través de las juntas.

También es posible el uso de paneles sándwich de XPS para la ejecución del cerramiento perimetral, las divisiones interiores o los techos en las cámaras frigoríficas de tipo modular, es decir, aquellas que se construyen dentro del establecimiento y que pueden ser ampliadas e, incluso, trasladadas.

En este caso se suelen prefabricar paneles sándwich autoportantes, ya sean con recubrimiento de acero, aluminio, PVC, etc., los cuales se entregan y montan en obra ensamblándose entre sí mediante uniones generalmente machihembradas. En este caso se recomienda que la superficie de la plancha de XPS sea rugosa, ya que el recubrimiento suele ir encolado al mismo y que los bordes perimetrales sean con canto recto, para facilitar el ensamblaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *