foto ppal

La durabilidad del XPS en condiciones extremas: las cubiertas invertidas

A la hora de encarar una obra o una reforma son muchas las decisiones que se deben tomar. Por ejemplo, la de escoger el material más adecuado para cada propósito. Lógicamente, la durabilidad, que es la capacidad de un material para mantener sus propiedades inalteradas a lo largo del tiempo, frente a las sobrecargas mecánicas y las inclemencias meteorológicas, es una de las propiedades que más preocupa a arquitectos, promotores y residentes. Al fin y al cabo, una buena obra o reforma es aquella que perdura en el tiempo, sin sufrir deterioros que afecten a la calidad de vida de sus habitantes.


Cuando hablamos del aislamiento, una correcta elección siempre repercutirá de forma muy positiva en el confort térmico, el ahorro energético y el mantenimiento de toda la estructura de un edificio.
Y gracias a la publicación de varios informes, entre otros el publicado por el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja y que analiza las cubiertas de edificios en España con 30 años de antigüedad, contamos con valiosos datos sobre el comportamiento de las planchas de poliestireno extruido (XPS) en las cubiertas invertidas.

REFORMAS_1600X900
Este informe, se puede consultar en la página web de Aipex, y sus conclusiones son especialmente interesantes debido a la escasez de estudios comparables, incluso a escala europea, en los que se abarque un lapso de tiempo tan prolongado. ¡Te lo contamos!
¿Por qué se ha analizado el uso de XPS en cubiertas invertidas?
El comportamiento del poliestireno extruido, en el caso concreto de las cubiertas invertidas, es de un especial interés debido a las condiciones de dureza extrema a las que está sometido. Al ser el aislamiento el que está colocado encima de la impermeabilización, protegiéndola (al contrario de lo que ocurre en cubiertas convencionales), recibe un mayor impacto de la humedad y de las sobrecargas mecánicas.

Hay que destacar la durabilidad de este material aislante
Hay que destacar la durabilidad de este material aislante

¿Cuántos edificios se han observado en este informe, y cómo han sido elegidos?
Éste no es el primer informe sobre el comportamiento de las planchas de XPS en cubiertas invertidas que realiza el IETcc. Las cinco obras que analiza, que tienen usos diversos y están en diferentes lugares de la geografía española, ya habían sido objeto de estudio en 1989 y 2001. Esto hacía especialmente interesante un tercer informe, al haber cumplido todas las cubiertas los 30 años desde su construcción.

Los edificios cuyas cubiertas han sido analizadas son el Hotel AS y el Hospital Arnau en Lleida. La cubierta del Hotel Rías Bajas de A Coruña y la Facultad de Ciencias Exactas de Sevilla.

En todos los edificios que han formado parte del estudio, las planchas de poliestireno extruido empleadas en sus cubiertas invertidas conservan sus propiedades originales. El espesor original de las planchas no se ha reducido en estos treinta años.

En cuanto a las absorciones medias de agua, cuatro de los casos han obtenido un porcentaje excelente, por debajo del 0,25%. Se trata de un valor incluso mejor del que calcula la norma UNE EN 13164 para el largo plazo. Solo en el caso del Hotel AS este porcentaje ha estado por encima (con un valor medio de 5,9%, frente a una referencia máxima de 5% en 25 años), a causa de un mantenimiento deficiente que impide la difusión y provoca que se retenga una mayor cantidad de humedad.
Sin embargo, este problema se puede evitar fácilmente mediante la instalación de grava como lastre, como se ha hecho en el caso del Hotel Rías Bajas de A Coruña. Se asegura así una mayor difusión, incluso en condiciones en las que el mantenimiento de la cubierta no sea óptimo.
¿Qué conclusiones podemos extraer?
Como cualquier otro material de aislamiento, el XPS ha sido sometido a diferentes ensayos para comprobar su excelente durabilidad. Los datos recogidos en estos edificios reales, con cubiertas invertidas de tres décadas de antigüedad, se corresponden con lo observado en dichos ensayos: el comportamiento a largo plazo del XPS es sobresaliente.

Aislamiento cubierta con XPS
Aislamiento cubierta con XPS

Así, podemos afirmar que el empleo y la correcta instalación de planchas de poliestireno extruido proporciona un aislamiento térmico duradero y de alta calidad, gracias a su alta resistencia en condiciones de gran dureza. Esto se traduce en un alto grado de confort y un ahorro energético perdurable en el tiempo, ya que no se produce ninguna merma en sus propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *