XPS para aislar térmicamente la fachada

El Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE): La solución definitiva a los problemas de climatización

Los termómetros bajan: durante los meses más fríos del año, la mayoría sólo pensamos en refugiarnos en una casa bien calentita y acogedora… y en la subida de la factura energética que probablemente sea el resultado de nuestros esfuerzos por combatir las bajas temperaturas.

Si tu casa es uno de los muchos edificios españoles con un aislamiento energético pobre o inexistente, seguro que te resulta familiar esta típica y nada entrañable estampa invernal, y probablemente también hayas puesto en práctica los pequeños trucos habituales para mejorar las pérdidas de calor de tu vivienda, como colocar burletes en las ventanas, bajar las persianas por la noche o poner alfombras gruesas. Pero, ¿has pensado en optar por una solución a largo plazo?

El SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior) es una estupenda solución para decir adiós al problema del frío en tu vivienda, y consiste en la aplicación de un material aislante en toda la fachada que quedará cubierto por un revestimiento. Las ganancias o las pérdidas de calor más importantes se producen a través de la envolvente del edificio, así que al actuar directamente sobre ella ganaremos en confort térmico en el interior, con un notable ahorro en la energía invertida en climatización.

El Poliestireno Extruido (XPS) es el material estrella para este tipo de aplicación, gracias a su durabilidad, que lo hace capaz de resistir condiciones extremas sin sufrir un deterioro de sus condiciones. Su escasa absorción de agua y su alta resistencia mecánica lo hacen perfecto para soportar bajas temperaturas, lluvias intensas e, incluso, heladas.

depositphotos_24048211-stock-photo-port-authority-terminal-rooftop-parking
Resistente y duradero, así es el XPS.

Y si todo esto suena como la solución perfecta a tus problemas, pero te preocupa que el aislamiento haga que tu casa sea más calurosa con la llegada de las altas temperaturas veraniegas, puedes quedarte tranquilo: tu vivienda quedará protegida también ante las ganancias de calor, así que además podrás ahorrar en la factura del aire acondicionado, como le ocurrió al propietario de esta vivienda unifamiliar en Tarragonaque se decidió por esta clase de aislamiento.

El propietario no quería preocuparse por el gasto energético
El propietario no quería preocuparse por el gasto energético

Además, el SATE presenta varias ventajas frente a otro tipo de soluciones de aislamiento interiores, como la de no disminuir la superficie útil en el interior de los hogares, al ser aplicada directamente sobre la fachada. Las obras de colocación de este tipo de aislamiento apenas interfieren con el día a día de los habitantes del edificio rehabilitado, que no necesitan irse fuera de sus hogares, lo que ahorra tanto costes adicionales como molestias.

Aparte de su función aislante, los trabajos de SATE renuevan la apariencia estética de las fachadas, permitiendo elegir entre una amplia gama de colores y texturas que aportan un elemento de diseño a edificios a menudo muy deteriorados y envejecidos. Al contrario que en una simple intervención estética, revaloriza económicamente el inmueble, al mejorar sensiblemente su calificación energética.

Después de tantos datos interesantes, seguro que aún tienes una pregunta de orden práctico: ¿cuándo se amortiza la inversión en un aislamiento exterior? La respuesta también servirá para convencerte de las bondades de esta clase de instalación: se estima que la media es de cinco años.

Consulta nuestro manual  SATEsi quieres profundizar en las particularidades de este tipo de aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *