Consejos de puesta en obra

Sería muy interesante poder elaborar entre todos un resumen de los puntos críticos y a tener en cuenta en la instalación del aislamiento que nos ayude a todos a mejorar y optimizar el funcionamiento correcto de una envolvente, garantizando una mínima demanda energética de los edificios para conseguir confort con un bajo consumo energético.

Hoy empezaremos por las cubiertas planas:

En el caso de las cubiertas planas invertidas acabadas con grava es importante inluicr sobre las placas de XPS un fieltro separador no tejido o geotextil, imputrescible y permeable al agua, de 100 g/m2 como mínimo. Así evitaremos que los finos se depositen en la membrana, dañándola, o que colmaten los sumideros.

Cubiertas planas invertidas con pavimento de baldosas de hormigón: debe tenerse en cuenta la acción puzante de los soportes distanciadores de modo que la presión transmitida a las planchas aislantes de XPS no sobrepase el valor de resistencia a compresión para una deformación máxima a largo plazo por fluencia del 2% (es decir, alrededor de 100-130 kPa, 1-1,3 kp/cm2, para un XPS de 300 kPa). Las baldosas se disponen sobre los soportes de manera que se formen juntas abiertas entre ellas, para permitir así cualquier dilatación, y facilitar tanto el drenaje del agua en superficie como la ventilación bajo las baldosas, de modo que se forme un pavimento “abierto” a la  “difusión”.

Cubiertas planas con pavimento continuo. El problema es que si se coloca un pavimento contínuo, dependiendo de las condiciones climáticas (cuanto más rigurosas en invierno, peor) puede ocurrir que ese pavimento con esa capa de mortero se comporte como una barrera (o como mínimo, un retardador) de vapor, dejando a las planchas de XPS en una especie de olla a presión…y absorbiendo agua hasta límites insospechados…¿Por qué ocurre esto? Cuando llueve en una cubierta invertida el agua o bien drena por encima de las planchas, o bien drena por las juntas entre planchas hasta la lámina, o bien, si se queda estancada en algún punto -por encima y/o por debajo de las planchas-, pues acaba por evaporarse en el verano. Esa posibilidad de evaporarse se garantiza con la grava o con baldosas sobre distanciadores con junta abierta. Es lo que se llama concepto de “difusión abierta”. Pero esto no se cumple con un pavimento contínuo. ¿Qué pasa si tenemos el baldosín con su mortero contínuo?. Pues que el agua de lluvia lo va a invadir todo y las planchas van a quedar permanentemente anegadas. Por un lado el mortero no garantiza impermeabilidad por encima de las planchas de XPS (una losa de hormigón armado en 15 cm de espesor sería otra cosa) y es un coladero para el agua de lluvia. Es más, el mortero se convierte en una especie de depósito de agua…una fuente vamos. El resultado, muy conocido es que se forma una especie de film de agua sobre las planchas, que se comporta como si fuese una barrera de vapor, y que se alimenta del agua directa de lluvia, de la del mortero y de la propia difusión de agua -agua de lluvia siempre: nada que ver con difusión del vapor del ambiente interior, que queda bien retenido por la lámina asfáltica- que haya quedado estancada bajo las planchas. Lo bueno, dentro de lo que cabe, es que las planchas de XPS no se degradan físicamente ni parecen perder características mecánicas.

- Cubiertas planas con pavimento de baldosas aislantes. Solución ideal para rehabilitación donde se requiere un peso mínimo. Para evitar la succión del viento se debe estudiar, en función del tipo de bladosa el comportamiento ante succión de viento. Como dicho efecto se produce en el pérímetro de cualquier cubierta, sobre todo en las esquinas, y también alrededor de cualquier encuentro importante: lucernarios, chimeneas, etc. se suele disponer o bien de un lastre adicional a modo de pasillo formado con baldosas de hormigón de 600x600x50 mm, o bien una fijación mecánica, o incluso el pegado de las baldosas.

Cubiertas planas con capa de rodadura para tránsito de vehículos. Debido a las fuertes sobrecargas se hace necesario el uso de planchas aislantes de poliestireno extruido de mayores prestaciones mecánicas.

Cubiertas planas con acabados vegetales o ajardinados. Se recomienda el acabado extensivo también llamado “azotea ecológica” donde se tiene una capa de drenaje entre las planchas aislantes de XPS y la capa de sustrato.

Cubiertas planas con estructura soporte de chapa metálica (cubierta Deck): Se recomienda la instalación de láminas impermeabilizantes sintéticas de color claro (debe comprobarse la compatibilidad con el XPS por si fuera necesario disponer de una capa de separación entre lámina y aislamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *