pareer_ii_completa_vert._c-696x511

La rehabilitación energética goza de buena salud. Se agotan los fondos del PAREER II

Tan sólo 9 días duraron los fondos del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía) destinados a financiar el Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios Existentes, más conocido como PAREER II. 125,6 millones de euros que fueron insuficientes ante la avalancha de peticiones. Tanto fue así, que el Gobierno se vio en la necesidad de ampliar en otros 78 millones la dotación inicial, con el objetivo de dar respuesta al mayor número de solicitudes posible.

Una noticia que nos arranca una sonrisa, ya que es muy positivo para el sector de la construcción, pero sobre todo para el de la rehabilitación energética, ver como cada vez más las actuaciones destinadas a mejorar la eficiencia energética de los inmuebles en los que vivimos adquiere relevancia social y pasa a ocupar un primer plano.

¿Quiénes pueden beneficiarse de estas ayudas?

idae

a) Los propietarios de edificios existentes destinados a cualquier uso, siempre que tengan personalidad jurídica de naturaleza privada o pública.
b) Las comunidades de propietarios o las agrupaciones de comunidades de propietarios de edificios residenciales de uso vivienda, constituidas como Propiedad Horizontal.
c) Los propietarios que de forma agrupada sean propietarios de edificios y no hubiesen otorgado el título constitutivo de propiedad horizontal.
d) Las empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios.
e) Las empresas de servicios energéticos.

En ningún caso podrán acceder a ellas las personas físicas. Para ellas, el Gobierno ha dispuesto una serie de incentivos económicos que se recogen en el borrador del Plan Vivienda 2018-21, que ahora mismo están revisando las Comunidades Autónomas.

¿Cuáles son las actuaciones que pueden beneficiarse de estas ayudas?

Eficiencia-energética1

Según figura en el documento del IDAE, las acciones que son susceptibles de recibir estos fondos son:

  1. Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica
  2. Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación
  3. Sustitución de energía convencional por energía solar térmica

  4. Sustitución de energía convencional por energía geotérmica

Estas actuaciones deben de mejorar en al menos una letra la calificación energética del edificio –una letra medida en la escala de emisiones de dióxido de carbono (kg CO2/m2 año)–.

El documento también contempla ayudas adicionales, hasta alcanzar la ayuda máxima, para aquellos proyectos que logren alcanzar las calificaciones A o B, o que consigan que la calificación energética del edificio suba dos letras. Esta mejora, además, se puede hacer combinando varias tipologías de actuación. Es decir, una comunidad de vecinos que opte por rehabilitar la envolvente del edificio (fachada y cubierta), mejorando su aislamiento térmico y, además, renueve las instalaciones térmicas (caldera, por ejemplo) y la iluminación del edificio podría beneficiarse de estas ayudas adicionales –eso por no mencionar los importantes ahorros energéticos que lograrían y que les permitiría gastar menos en la factura energética–.

Todas las tipologías de actuación podrán recibir una ayuda dineraria sin contraprestación, que va del 20 al 30% de importe que, además, podrá ser complementada por un préstamo reembolsable de entre el 60 y el 70%.

Desde el pasado 3 de febrero y hasta el 31 de diciembre de 2018 podrán solicitarse los fondos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *